Tony Apuril, senador electo del Partido Hagamos, indicó que tienen afinidad de criterios con el Partido Patria Querida (PPQ), por lo que es posible que hagan una especie de alianza en el Parlamento. Agregó que su agrupación está a favor de
Publicidad
Locales

El adíos a Ciriaco Cardozo, artista, compositor, que deja su legado a Capiatá
22-01-2018 18:55:58 / Locales / Vistas: 1803
Los restos del artista, amigo y promotor cultural capiateño Ciriaco Cardozo fueron inhumados en la tarde de este lunes en el cementerio de Capiatá. Mucha gente, entre familiares, amigos y colegas artistas dieron una emotiva despedida al apreciado músico y compositor desaparecido. El dúo Ocarayguá se une al coro celestial.
El adíos a Ciriaco Cardozo, artista, compositor, que deja su legado a Capiatá

A los 86 años Don Ciriaco Cardozo deja el  mundo terrenal para emprender el viaje hacia lo más alto y rencontrarse con su eterno amigo Vicente Rodas, quien ya lo estaba esperando con su guitarra para juntos, con el Dúo Ocaraguá unirse al coro celestial.

Ciriaco Cardozo se va de esta tierra con la misión cumplida, como soldado del arte. La populosa compañía 10 Laurelty, al que amaba tanto, llora su partida, y todo Capiatá lo recordará por siempre por su invalorable aporte a su tradición, música y cultura.

Ciriaco Cardozo, artista nacido de las entrañas ardientes del pueblo - nacido el 8 de agosto de 1932 en Capiatá -  trabajaba de noche en CAPSA (década del 70). Era estibador. Sus hombres estaban hechos para la carga. Cuando la fatiga lo permitía, cantaba canciones paraguayas y mejicanas con su compañero de trabajo, dúo y amigo, Vicente Rodas.

En las canciones olvidaban sus penas de mensús urbanos, tratados como bestías de carga por los desalmados personeros de la empresa que ni siquiera les permitía organizarce para defender sus derechos. Ciriaco estaba a punto de cumplir diez años, iba a tener estabilidad laboral. Lo cierto es que el músico, de la noche a la mañana quedó en la calle.

Desempleado abandonó el entorno que amaba. Creyó que su destino era agricultor. Tomó 10 hectáreas en Cachimbo, poco antes de Caaguazú, cultivó su tierra con ahínco. Cuando su producción estaba lista, hizo sus cálculos. Diez kilos de maíz equivalían a un cuarto de aceite suelto de almacén. Fue estableciendo relaciones de precio entre lo que cosechaba y lo que consumía. El resultado era desolador. Optó entonces por volver a Capiatá. Su experiencia de kokuesero es la que le inspiró para escribir Chokokué Rembiasa. Allí pinta la ilusión del campesino que hace su rozado para encontrarse al final con la voraz plaga de la decepción. 

Don Ciriaco fue de pura raza, además de músico y compositor, desempeñó varios oficios para la supervivencia con dignidad, incluso fue constructor.

El trajín de su vida de artista lo conectó y lo amistó con Rudi Torga, seguía cantando con Vicente Rodas en el Dúo Ocaraguá y ambos se incorporaron al Grupo de Arte Popular de la Misión de Amistad.

"Capiatá che tava ahayhuva"  es otra de sus grandes composiciones. En esta canción el artista enzalza la belleza natural de su pueblo y lo defiende ante los estigmas tradicionales infundados. 

 "Ijoha che corazó", "Pykasu tyre’ÿme", "Che pyhare ñembyasýpe", "Ne ma’ê ndahechavéigui", "Canillita sapukái", "Laurelty poty", "Chokokue rembiasa" y "Che mbyaja reko panambi", son otras composiciones que deja el artista Capiateño.

La peña y karú guasú del 6 de enero

La tradicional peña folclórica y karú guasu de cada 6 de enero en su domicilio en la compañía 10,  es otro de los grandes aportes de Ciriaco Cardozo. En su afán de promover nuestra tradición, música y cultura, desde hace varias décadas, reunía en su casa a una gran cantidad de amigos artistas, venidos de todos lados,  que se sucedían unos tras otros en el escenario para brindar su interminable serenata al Santo Rey Baltazar. Las familias, amigos y músicos compartían el karú guasú en un ambiente de gran confraternidad y profundo amor a nuestra música y nuestras tradiciones.

Ciriaco Cardozo es un hombre que no pasó en vano por la tierra. Persona amable, conversador, que hizo de la amistad un legado.

Capiatá y el Paraguay lo reconoce y le agradece por su invalorable aporte al acervo folclórico nacional.   El se va, pero deja sus obras y su legado que perdurarán por siempre.

Milciades López Vallejos

 



 

 

 



Comentarios
Búsqueda personalizada
Secciones
mundo social