Deportes

Capiatá resurge de sus cenizas y sigue soñando con las finales
06-02-2018 12:54:27 / Deportes / Vistas: 1714
Cual ave fenix, la selección capiateña de fútbol de salón resurgió de sus cenizas tras vencer de visitante por 2 - 1 a Itauguá y ser favorecido por la victoria por 4 - 3 de San Bernardino ante Ypacaraí. Capiatá tendrá ahora otra chance de estar en las finales de Alto Paraná a través de un repechaje. Foto: La vida de Capiatá en las eliminatorias se jugaba en dos escenarios. La alegría fue aumentando a medida que llegaban buenas noticias desde Ypacaraí.
Capiatá resurge de sus cenizas y sigue soñando con las finales

La selección capiateña jamás perdió la esperanza y encaró con empuje y firmeza el último juego ante la siempre complicada selección itaugueña. Las chances eran mínimas, pues no dependía de sí y sus posibilidades de seguir vivo en las eliminatorias se jugaban en dos canchas.

Capiatá debía ganar y luego esperar el milagro. El quinteto auriazul entró convencido que no había otro camino que el de la victoria para mantener encendida la antorcha de la esperanza.

Capiatá entró con todo al partido. Gran parte del primer tiempo fue un monólogo capiateño, con alrededor de 14 chances de gol que no se pudieron efectivizar. El buen trabajo del portero itaugueño, acompañado de una gran fortuna de su arco, hicieron que la etapa inicial concluya con el marcador en blanco.

El segundo tiempo de vuelta arrancó con la presión capiateña. La presión era sistemática, pero el arco itaugueño parecía embrujado. Finalmente, sobre el minuto seis, Marcelo Garay, rompió el maleficio y puso el 1 - 0 para Capiatá.

Conciente de que la mínina diferencia no aseguraba nada seguía presionando en busca del segundo. Sin embargo, un contragolpe resultó fatal e Itauguá llegó al empate sobre el minuto 16 del ST. Apenas era el segundo remate itaugueño hacía el arco capiateño en todo el partido pero ya conseguía emparejar. Las cosas de vuelta empezaban a complicarse, además las noticias venidas de Ypacaraí no eran alentadoras. Ypacaraí ganaba 3 - 1 y ya se jugaba el segundo tiempo.

Sobre el minuto 24,  otra vez Garay, colocaba arriba a Capiatá.   Renacía la esperanza. Inmediatamente llegaban noticias del empate de Sanber ante Ypacaráí. El festejo del público capiateño en las gradas del Nicolás Leoz fue total, pues ese resultado señalaba un juego extra entre Capiatá e Ypacaraí.

Capiatá finalizó su partido con su victoria por 2 - 1, hizo su parte, pero aún faltaban cinco minutos de juego en Ypacaraí, una eternidad,  mientras la preocupación y la incertidumbre ganaban fuerza. Pero nuestra Santa Patrona, La Candelaría,  obraría el milagro y la selección de San Bernardino consiguió el gol de la victoria a falta de menos de dos minutos del final. Alegría total!. Capiatá resucitaba y pasaba directo al repechaje.

Ahora más vivo que nunca fija la miraba, y pone la mente y el corazon con mucha fe, en marcar presencia y  estar, una vez más, entre las 16 mejores selecciones del país en las finales de Alto Paraná.

Milciades López Vallejos

 

 

 



Comentarios
Búsqueda personalizada
Secciones
seguinos en facebook